Categories: Belleza y Salud

Twitter estimula a los que intentan perder peso

Un estudio con personas con sobrepeso y obesas descubrió que el uso del Twitter  como parte de un programa para perder peso  mejoraba las probabilidades de que perdieran peso

Los resultados muestran que los que utilizaron Twitter regularmente como parte de su programa móvil para perder peso perdieron más pes.

Las intervenciones conductuales tradicionales para perder peso por lo general proveen respaldo social a través de reuniones personales semanales.

Aunque sabemos que es efectivo, es costoso, y puede crear una importante carga para los participantes.

Proveer respaldo a través de las redes sociales en línea puede ser una forma barata de llegar a un gran número de personas que estén interesadas en alcanzar un peso saludable.

Los participantes de este estudio  tenían dispositivos móviles con capacidad de internet, y se les dividió en dos grupos. Ambos grupos recibían dos podcasts de 15 minutos por semana durante tres meses, y dos mini-podcasts de cinco minutos por semana en los tres últimos meses del estudio. Los podcasts proveían información sobre la nutrición, el ejercicio y la fijación de metas.

Pero uno de los grupos, los participantes también se dieron seguimiento entre sí en Twitter con la meta de proveer un respaldo social mutuo en su intento por perder peso. Además, dos mensajes diarios de un asesor de peso buscaban animar a la discusión entre los participantes.

Durante el estudio, hubo 2,630 publicaciones en Twitter. El 75 por ciento de éstas eran informativas, por ejemplo cuando un participante proveía detalles sobre sus nuevos logros en el esfuerzo por perder peso. Otros tipos de publicaciones tenían que ver con el respaldo emocional.

Ambos grupos de participantes perdieron un promedio del 2.7 por ciento de su peso excesivo tras seis meses. Pero los que usaron Twitter tuvieron más éxito en perder peso, y los investigadores dijeron que cada 10 publicaciones en Twitter se correspondían con una pérdida de peso de alrededor del 0.5 por ciento.

This website uses cookies.