Categories: Belleza y Salud

Tratamiento para la piel corriente galvánica

Para los tratamientos estéticos existe una gama enorme de tratamientos para la recuperación y mejoría del aspecto físico que además son muy eficaces y fáciles de aplicar que ayudan a mantener la belleza y lozanía de la piel.

La corriente continua o galvánica es un flujo constante, sin cambios de polaridad y superior a las fuerzas iónicas y moleculares. Su paso por el organismo se logra a través de la piel y se da mediante el uso de electrodos que provocan que la materia viva se comporte como un conductor de segundo orden.

En la actualidad la corriente galvánica, ha venido desplazando el tratamiento de botox  por su efectividad y porque es un tratamiento de spa que vigoriza la piel, suaviza las líneas y arrugas y levanta y reafirma el aspecto de la piel hecho con una adecuada limpieza facial, masaje indirecto y lifting instantáneo que logra la cauterización de granos y espinillas.

De la misma manera, ayuda a reducir los signos naturales del envejecimiento. En los tratamientos del cuero cabelludo, ayuda a aumentar la densidad natural del cabello y su plenitud, mientras que en los tratamientos del cuerpo suaviza y reduce la apariencia de la celulitis.

La corriente galvánica sirve para oxigenar su piel y mantener la belleza de su cuerpo.

Hoy en día expertos, asesoran a sus pacientes y les brindan la capacitación adecuada y necesaria sobre cómo aplicarla, cuándo hacerlo y el tipo de sesiones que se requieren para que no sea contraproducente a la salud, en caso de un mal uso.

Para su aplicación se pueden utilizar diferentes técnicas. Entre las más conocidas están:

Baño galvánico: Se practica en todo el cuerpo o grandes zonas de él. Las sesiones suelen durar entre 10 o 20 minutos.

Electrólisis: Se emplea en la depilación eléctrica; consiste en alterar la estructura química de la materia que rodea al electrodo hasta el punto de destruirla por quemadura electrolítica.

Iontoforesis: Mediante la corriente galvánica se introduce el medicamento a través de la piel, basándose en el efecto de electroforesis.

Hiper – hidrosis: Tratamiento de la sudoración exagerada y localizada en algunas zonas del organismo, principalmente en plantas de manos y pies.

This website uses cookies.