Todo sobre la diabetes

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por los altos niveles de glucosa en la sangre, lo que termina por causar una visión borrosa, sed, excesiva, fatiga, hambre, perdida de peso e irritabilidad,

A pesar de no tener cura hasta el momento e pueden llevar una serie de cuidados que ayudan a mantener una mejor calidad de vida a quien la padece.

Diabetes tipo 1.-

Es la diagnosticada en niños y adolescentes, sin embargo puede detectarse a cualquier edad. Normalmente es provocada por un mal funcionamiento del páncreas que deja de fabricar la suficiente cantidades insulina necesaria  para el organismo, de esta manera la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo provocando la enfermedad.

Diabetes tipo 2.-

Suele afectar a personas mayores de cuarenta años, sin embargo cada vez se vuelve mas presente en gente mas joven. En este caso, no se trata de que el organismo no genere insulina, si no que el cuerpo presenta resistencia a esta hormona y no puede hacer uso de ella adecuadamente.

Diabetes gestacional.-

Algunas mujeres durante su embarazo pueden llegar a presentar altas tasas de azúcar en su sangre a pesar de no padecer diabetes, esto generalmente se da por un problema hormonal durante su etapa.

Ahora les presento los cuidados que debemos para poder tener una calidad de vida  al tomarlos, muchas personas logran evitar los problemas que resultan de la diabetes a largo plazo. Colabore con su equipo de cuidados de la salud para lograr sus resultados ideales para cada uno de los factores clave de la diabetes.

  • Siga su plan de alimentación para la diabetes. Si no tiene uno, pídale a su equipo de cuidados que le ayude a preparar uno.
    • Coma alimentos saludables como frutas y vegetales, pescado, carnes con poca grasa, pollo o pavo sin el pellejo, alverjas o frijoles que no sean de lata, granos integrales o enteros, y leche y queso sin grasa o bajos en grasa.
    • Asegúrese que las porciones de pescado, carne con poca grasa y pollo o pavo, sean de alrededor de 3 onzas (del tamaño de un paquete de cartas o barajas). Prepárelos al horno, asados o a la parrilla.
    • Coma alimentos que tengan menos grasa y menos sal.
    • Coma alimentos con más fibra, como los cereales, panes, galletas, arroz o pasta hechos con granos integrales o enteros.
  • Haga de 30 a 60 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana. Caminar rápido es una muy buena forma de ser más activo.
  • Manténgase en un peso saludable siguiendo su plan de alimentación y haciendo más actividad física.
  • Pida ayuda cuando se sienta decaído. Un grupo de apoyo, un líder de su comunidad religiosa, un amigo o un familiar que escuche sus preocupaciones puede ayudarlo a sentirse mejor.
  • Aprenda a manejar el estrés. El estrés puede aumentar el nivel de glucosa en la sangre. Aunque puede ser difícil eliminar el estrés de la vida, usted puede aprender a manejarlo.
  • Deje de fumar. Busque ayuda para lograrlo.
  • Tome sus medicamentos aun cuando se sienta bien. Pregunte a su médico si necesita tomar aspirina para prevenir un ataque al corazón o al cerebro..
  • Examínese los pies todos los días en busca de cortes, ampollas, manchas rojas o inflamación. Llame de inmediato a su médico si tiene llagas que no cicatrizan.
  • Lávese los dientes y use hilo dental todos los días para evitar problemas en la boca, los dientes o las encías.
  • Mídase su nivel de glucosa sanguínea. Tal vez deba medírsela más de una vez al día..
  • Mídase la presión arterial si el doctor se lo indica.
  • Si tiene cualquier cambio en la visión, avísele a su equipo de cuidados de la salud.

Visite a su equipo de cuidados de la salud por lo menos dos veces al año para encontrar y tratar los problemas a tiempo.

En cada visita, hágase:

  • un chequeo de la presión arterial
  • un chequeo de los pies
  • un chequeo del peso
  • una revisión de su plan de autocontrol (vea el paso 3).
  • la prueba del A1C (quizás tenga que hacerse la prueba más a menudo si su resultado es más de 7).
  • la prueba para medir el colesterol
  • la prueba para medirse los triglicéridos (otro tipo de grasa en la sangre)
  • un examen completo de los pies
  • un chequeo dental para ver cómo están los dientes y las encías (avísele al dentista que usted tiene diabetes)
  • un examen completo de los ojos (con dilatación de las pupilas) para ver si tiene algún problema en los ojos
  • exámenes de orina y de sangre para ver si hay problemas de los riñones
  • poner la vacuna contra la gripe o la influenza

Por lo menos una vez, hágase poner:

  • la vacuna para la pulmonía (neumonía).

This website uses cookies.