Tips para que los niños coman mas fruta

Hoy en día que sufrimos tanto con la obesidad y más con la obesidad infantil es importantísimo inculcar a nuestros niños la alimentación saludable y equilibrada.

La fruta además de ser un snack refrescante es dulce y tienen  vitaminas, fibra y azúcares naturales, las fresas, melocotones, kiwis y piña se convierten en el mejor postre para cualquier hora del día que podemos ofrecer a nuestros hijos.

Sin embargo, por alguna extraña razón son pocos los pequeños que realmente la disfrutan especialmente si se las cambiamos en vez de comida chatarra y golosinas.

Lo único que nos queda son vías alternas que por medio de formas creativas atraigan la atención de los pequeños y el gusto por probarlas.

Aquí te presentamos a continuación algunos Tips de la presentación ideal para que coman la fruta los pequeños sin tener que batallar con la negociación:

Licuado de fresa y plátano
Limpia cinco o seis fresones, les quitas el rabito y los colocas en un recipiente junto con el plátano. Después, vierte un vaso de leche entera con un poquito de azúcar, y lo bates hasta que esté bien mezclado.

Pinchos de frutas
Elige las frutas que más les gusten, las pelas y las cortas en cubitos del mismo tamaño, no muy grandes. Coges cubito a cubito, los atraviesas con un palito de madera para brochetas, y los vas dejando hasta que ya no quepan más. Puedes echarle imaginación y cortar algunos trocitos en forma de estrella, o colocar las frutas formando un arco iris de colores.

Ensalada de frutas
Corta las frutas peladas en daditos, y mézclalas con zumo de naranja, un chorrito de jugo de limón y un poquito de azúcar. Puedes añadir unas cucharadas de yogur natural al final.

Fresas con leche o yogur
Limpia los fresas con agua y córtales el tallo. Colócalos en un recipiente, echa el yogur o la leche entera por encima, y córtalos en varios trozos, machacándolos ligeramente con el tenedor hasta que todo se empiece a teñir de rosa.

Tostadas con plátano y cacao
Haz unas tostadas en la tostadora o la sartén, y, mientras tanto, elije un par de plátanos y córtalos sin piel a rodajitas muy finitas. Cuando ya tengas el pan tostado, pon las rodajitas de plátano bien repartidas encima de las tostadas. Por último, echa una cucharada de cacao en polvo por encima, ¡y listo!

This website uses cookies.