Categories: Vida en Pareja

SEXUALIDAD Y COMUNICACION EN PAREJA

En todos los tiempos, desde adan y Eva hasta ahora el mayor problem que se presenta en las parejas es la falta de comunicacion y esto trae consigo diferentes sentimientos afectando no solo el aspecto sentimental si no tambien el sexual.

El ser humano por naturaleza es comunicativo en una relacion del dia a dia nos cuesta mucho trabajo mantener una relacion abierta y sincera. La falta de comunicación provoca sentimientos de culpa en la mujer y de inseguridad sobre la propia virilidad en el hombre. Esto ha causado que el 55% de la población mayor de 40 años de edad sufra algún tipo de frustración en las mujeres y falta de erección en los hombres.

Por la falta de comunicación sexual, mujeres y hombres nos hemos enfrentado a problemas que se reflejan en represión o cancelación del placer sexual, disfunciones sexuales, baja libido, inhibición del orgasmo en la mujer y disfunción eréctil o baja cuenta espermática .

El factor mas comun que provoca la falta de comuncacion en las parejas es que se tiene miedo a expresar nuestras necesidades, ya que cuando callamos algo que realmente queremos manifestar esto se ira acumulando y provocara un sentimiento de frustacion que no sabremos como descargarlo y muchas veces inventamos y creamos una necesidad incompleta que no nos complementa totalmente; esto se debe  a que cuando nos expresamos, no decimos la raíz de la necesidad que tenemos. Y cuando escuchamos, nos quedamos con las palabras, con las agresiones y no vemos en la otra persona la necesidad real que da origen a las palabras. Si alguien nos agrede verbalmente, lo que quisiera decir en vez de ”eres un tonto” es ”quisiera ser más reconocido por ti”. No hablamos de nuestros sentimientos, tenemos miedo de expresarlos y si no lo hacemos, esto genera una comunicación defectuosa.

La mejor manera de empezar a escuchar a tu pareja es no juzgar debe primero conocer la raíz de donde surgen esas palabras, de la necesidad no expresada que las está generando. Estar abierta para recibir lo que se nos está diciendo y tener la capacidad de ir más allá de las palabras. Por ejemplo, si nos dicen ”eres un inútil o insensible”, en realidad nos están diciendo ”quiero que me escuches y sepas que no me siento reconocido o amado por ti como quisiera”. La manera de escuchar a la pareja no es sólo con lenguaje oral o verbal, también el lenguaje del cuerpo, la pareja nos dice algo con una mirada, con un tono de voz, y debemos estar perceptivos a esto. No asumamos nada, preguntemos, no nos quedemos con dudas. Siempre imaginamos lo que el otro nos quiere decir y ésta es una práctica nefasta que crea una distancia.

La falta de comunicacion con tu pareja, confianza para acercarte, porque muchas mujeres no sabemos decir cómo queremos que nos acaricien y nuestra pareja tiene prisa porque no conoce nuestro comportamiento erótico. Acércate a tu pareja, porque es muy aburrido el sexo sin orgasmo, debes decirle cómo acariciarte y llevar la relación. Hay terapeutas que te pueden ayudar a saber si tienes un problema de anorgasmia o frigidez, que es muchas veces que la pareja no sabe cómo tocarnos. El 95% de las disfunciones sexuales femeninas se debe a que los hombres no saben cómo tocar a las mujeres, y no sólo es una cuestión física, deben crear confianza para que la mujer se exprese sin sentir culpa de sentir placer. Y una forma de experimentar con tu pareja puede ser decirle que no tienes un orgasmo y buscar la forma de experimentarlo. Una de las cuestiones que más excita es llevar al orgasmo a tu pareja. Con calma aborden estas cuestiones porque se sentirán mejor. Ábrete a decir qué sientes, de qué forma quieres ser tocada y experimenta con libertad, sin culpa, sin miedo, con comunicación abierta.

Le tienes que decir de forma sutil, no le digas que no te gusta, sino cómo te gustaría que te lo hiciera, porque puedes expresarte más amorosamente de esa manera. Tienes que decírselo abiertamente, sin miedo, debes decirle ”yo necesito esto, o me gustaría que me tocaras así”. Pregúntale si a él le gusta cómo le haces el amor tú, para que él se abra a una charla. Si es que tienes vergüenza de decirle, pregúntale primero qué es lo que a él le gustaría. Ten cuidado de no decírselo de forma negativa sino positiva, dile ”me gustaría más que me lo hicieras de esta manera”. El sexo es esencial en nuestra vida y si cuentas las horas que le dedicas, son muchas. Tienes derecho a decir cómo quieres que te toquen y te hagan el amor. No debes sentir vergüenza, porque es hermoso, lo conoces a él, el placer es un regalo que nos da la vida, y el sexo es fundamental para una buena relación de pareja.


Encontrar una pareja que te despierte el apetito, abre la comunicación con ella, sobre fantasías sexuales. También una manera es la masturbación, recupera tu sentido sexual de placer autoestimulándote y entre más lo hagas, más desearás compartir esto con tu pareja. Muchas veces no se pierde la libido, sino es un problema de comunicación con tu pareja, pierdes el deseo de la cercanía con tu pareja. Las razones son el estrés, tomar determinados medicamentos, el agotamiento físico, el cansancio, la monotonía, la falta de creatividad, de espontaneidad y de cambio, y en general que nuestra mente esté ocupada en otras cosas que no permitan un espacio al desarrollo de esta libido. Crea un espacio para experimentar el erotismo, date una escapada de fin de semana, el dormitorio se vuelve aburrido, hazlo en distintos lugares de la casa, transforma el espacio, apaga la tele, quita el futbol, en fin.

Las mujeres por lo general queremos discutir y arreglar el problema antes de ir a la cama, porque la cama es la culminación de tu relación. Si vas enojada a la cama, sientes que no van a quedar las cosas resueltas, lo importante es hablar las cosas con tu pareja. Después de una buena “incontentada”, saldrán mejor las cosas en la cama. La calidad de la relación sexual es una expresión de la calidad de la relación en sí misma. Una mala relación de pareja no puede tener una buena relación sexual. Escuchar a tu pareja no se hace sólo en la cama, sino en todos los aspectos personales de tu vida.

Debes decirle que te sientes lastimada, no respetada, no considerada, y que no se lo vas a permitir. Date tu lugar en tu relación. La venganza te lastimaría más a ti y si te has sentido lastimada, no tiene caso hacerle lo mismo, pero si lo amas debes decirle cómo te sientes. No hables de su infidelidad sino de cómo te sientes y de cómo te lastima esto, si él te ama deseará que tú te sientas bien. Si él te ama, tendrá que dejar de lastimarte, si no, no te ama. ¿Quién quiere permanecer en una relación donde no te aman? Pregúntate su causa de su infidelidad, muchas veces debemos ver qué hemos hecho nosotras mismas para que él hiciera eso. Si él te lastima, habla de esto con él, dispuesta a perderlo todo, sin enojo, desde la autoobservación de qué es lo que sientes. Hay que ver qué no funciona de parte de los dos. Hablen frente a frente de la raíz de sus necesidades no satisfechas de ambos.

This website uses cookies.