Esta es la segunda semana del embarazo y se mide en semanas a partir de la última regla, pero el bebé se concibe antes.

 

 

A partir de esta semana se desarrolla lo que se llama embrión  que tiene básicamente una cabeza, un tronco y una cola rizada. Las primeras semanas son muy importantes porque, aunque todavía es un embrión, empieza a desarrollar los cimientos de lo que serán sus órganos, sus rasgos y su sistema nervioso.

Durante esta semana aparecen dos pequeñas cavidades oculares y la formación de las orejitas y sus ojos entran en fase primaria.

 

Además, se va haciendo hueco para huesos, músculos, riñones, pulmones, intestinos y sistema digestivo.

También se empieza a desarrollar el tubo neural, un tubo al descubierto sin piel ni huesos que se convertirá en el cerebro, la médula espinal y el sistema nervioso y la columna vertebral.

La placenta que es el órgano que nutrirá al bebe en los próximos nueve meses, también se empieza a formar, tu volumen de sangre aumentara en un 50% para cubrir la demanda del feto  y se crea dentro de ti un mundo para que pueda desarrollarse, acurrucado

En esta semana será cuando tu estrógeno aumenta dándole una señal a su útero avisando del nuevo embarazo. Él útero empezara a formar un forro donde se va implantar el huevo y empezar a crecer la placenta que nutre al feto.

Empezaras a sentir unas pequeñas punzadas en los lados del abdomen, esto es un indicador de la ovulación.La mayoría de las futuras mamá no notan cambios, aunque hay quien ya experimenta distintos síntomas en muy poco tiempo, alteraciones emocionales como consecuencia de la acción hormonal, náuseas…, aunque estos son casos excepcionales, todavía deben pasar algunos días para que aparezcan algunos signos más evidentes.

This website uses cookies.