Categories: Hogar y Familia

Que nos dice la letra de los niños

Cuando el niño comienza a escribir, a pesar de que trata de copiar el modelo con la mayor fidelidad posible, siempre plasma sus rasgos individuales, la grafología infantil nos ayuda a conocer más d los niños y adolescentes a través de su escritura.

  • La emotividad del niño repercute en la formación de las letras y estos cambios se notan particularmente, porque todo exceso marca un desequilibrio.
  • Los signos más importantes de perturbación en la escritura del niño son:
  • Distancia excesiva entre palabras y líneas
  • Variaciones notables,
  • Desigualdades de inclinación
  • Dimensión muy pequeña (pata de mosca)
  • Cambios de letras “o” en lugar de “a”  “m” con cuatro módulos,
  • Cambios de minúsculas por mayúsculas
  • Subrayados, signos de interrogación o admiración exagerados
  • Correcciones, tachaduras , retoques (siempre que no sean en un apunte)

La letra muy pequeña indica depresión, decaimiento, miedo, inhibición. La letra muy grande indica un sentimiento exagerado del propio valer (orgullo, vanidad, egocentrismo) o un complejo de inferioridad no compensado (un grito de búsqueda de ayuda)

Los signos patológicos en la escritura del niño son: Presión débil, trazos quebrados o desvíos, temblores, presión con alteraciones y torceduras, interrupción del trazo en la parta superior o inferior de las letras o en los ejes, dificultad para unir una letra con otra, trazos no terminados, alteraciones en el orden, confusión de una letra por otra, óvalos aplastados, estrechez en “m” “n” o “u” en escritura ancha, puntos innecesarios colocados por doquier.

Los grafólogos no diagnostican enfermedades, pero pueden sugerir las posibles anomalías que deben ser corroboradas por médicos.

Los signos de agotamiento en la escritura del niño, muy comunes  cuando se le piden tareas excesivas, son: vacilaciones, presión débil o desigual, dimensión muy pequeña o cambios repentinos de tamaño o dirección, nula puntuación, letras no unidas y rasgos no finalizados.

Los signos de agresividad o enojo son: Aumento de los ángulos en los finales de las letras, signos de agitación, rasgos prolongados hacia la derecha.

This website uses cookies.