Categories: Hogar y Familia

Pros y contras de tener tu parto en casa

El hecho de tener a tu bebe es tu casa tiene implícito situaciones buenas y malas solo es cuestión de platicarlo con tu doctor  de acuerdo a las condiciones de tu parto y tu pareja.

El control  y atención en un hospital puede ser para una mujer que desea tener a su bebé de la forma más cómoda, íntima y pacífica algo demasiado estresante .Así que estas considerando la opción de tener a tu bebe en tu casa por considerarlo más acogedor y relajado, sin embargo debes tomar en cuenta los diferentes factores para tomar la mejor decisión:

Los pros

Comodidad: el círculo se cierra cuando tienes a tu bebé en la misma cama en que lo concebiste, y estar con tu pareja (y los familiares que quieras  apoyándote durante todo el proceso, sin máquinas o ruidos que te asusten, genera un ambiente muy positivo para ti y tu recién nacido.

Control: estar en un hospital muchas veces representa hacer cosas que tú no quieres hacer, por ejemplo que las enfermeras te digan que tienes que acostarte o que el doctor te quiera convencer de inducir la labor de parto. En tu casa, con una partera certificada tienes mucho más poder de decisión.

Intimidad: La actitud de la partera que te ayude el día en que debas dar a luz será muy distinta a la del personal que normalmente está en los hospitales. En tu casa nadie estará interrumpiendo tu proceso y no sentirás vergüenza de gritar o llorar o hacer lo que sea que quieras hacer antes, durante y después el parto.

Los contras

Problemas inesperados: el gran contra de los partos en casa son las complicaciones que pueden darse durante el proceso y que no pueden ser resueltas por una partera sino sólo por un doctor. El sitio online What to expect recomienda que las mujeres que decidan tener a sus bebés en casa tengan un hospital a menos de 10 kilómetros de distancia.

Nada de drogas: en un parto en casa no tendrás acceso a anestésicos como la epidural  ya que se  necesita de un anestesiólogo que supervise el proceso, así que deberás aguantar el dolor de las contracciones.

Embarazo de bajo riesgo: si tienes diabetes, algún problema cardiaco o presión alta, si estás embarazada de más de un bebé o has tenido problemas en tus partos anteriores no es recomendable que des a luz en casa, por las complicaciones que estos partos pueden tener.

This website uses cookies.