Estamos a unos pasos de las vacaciones de semana santa y seguramente ya tienes planeadas unas vacaciones inolvidables en la playa.

Espero también que todos los consejos sobre dietas y ejercicios que he estado publicando hayan tenido resultados

Pues bien para seguir manteniendo esa silueta y esa condición de te propongo algunos trucos para combatir la tentación

Asegúrate de tener siempre a mano aperitivos ‘rápidos’ que aporten pocas calorías: manzanas, pepinillos, zanahorias, yogures desnatados…

  • Sin duda, una de las reglas de oro a la hora de seguir una dieta o régimen hipocalórico consiste en no ir nunca al mercado con el estómago vacío. ¡No lo olvides pues si no llenarás más de la cuenta tu carrito de la compra! En este sentido, una buena idea eshacer una lista de alimentos a comprar y ceñirse a ella escrupulosamente.
  • A la hora de comer, llena el plato en la cocina y no lleves a la mesa fuentes con comida para evitar la tentación de repetir.
  • Prueba a utilizar platos más pequeños, por ejemplo, los de postre, para que las raciones sean menores.
  • Nunca comas de pie o mientras realices otra actividad: frente a la computadora o  viendo la televisión, etc. En ocasiones se come por costumbre, no por hambre.
  • Las prisas no son buenas compañeras. Debes sentarte a comer minimo  20 minutos en cada comida
  • Mastica despacio. Para conseguirlo, si no estás habituado, deja reposar sobre el plato los cubiertos entre bocado y bocado; si comes en compañía, interrumpe la comida para charlar; corta la comida en trozos pequeñitos para que ésta dure más y sea más lenta;
  • Ten en el refrigerador  platos rápidos o aperitivos que aporten pocas calorías (pepinillos, zanahorias, manzanas, apio, un yogur natural).
  • Si a pesar de todo no resistes la tentación de picar algo, bebe antes un vaso grande de agua. Te ayudará a saciarte con más facilidad.
  • Haz ejercicio Incluso el mínimo esfuerzo cuenta: subir escaleras, bajarse una parada antes en el autobús e ir caminando, etc.
  • Si tienes un tropiezo no abandones. Todo el mundo comerte errores, lo importante es volver a la dieta y no decepcionarse con uno mismo.
  • Otra buena idea consiste en llevar por escrito una relación de lo que se come, cuándo, dónde . Analízalo y así es posible que te controles mejor en la siguiente ocasión.

This website uses cookies.