Categories: Belleza y Salud

Ondas rusas para tonificar y modelar

La falta de firmeza en los músculos es causa de la falta de ejercicio  esto implica también la pérdida de fuerza y agilidad ya que la masa muscular se va debilitando y con ello las ganas y energía para moverse.

Junto a la actividad física podemos agregar un tratamiento denominado ondas rusas que consiste en la estimulación por medios externos al músculo.

Este tratamiento se realiza mediante electro estimulación a las terminales nerviosas neuromusculares haciendo que la masa muscular se contraiga rítmicamente, y de esta manera le proporcionamos firmeza y desarrollo al músculo.

Uno de los beneficios que nos provee es la eliminación paulatina de la flaccidez, ya que este impulso eléctrico penetra profundamente en la zona a tratar. Es uno de los tratamientos estéticos más usados en la actualidad para tonificar y dar firmeza.

También favorece al sistema circulatorio facilitando el buen retorno venoso y linfático, que como consecuencia elimina la retención de líquidos en la zona tratada; aumenta la circulación aportando de esta manera oxigeno extra, eliminando toxinas y desechos, lo cual hace que la celulitis mejore su aspecto y tienda a desaparecer.

Es una terapia que no tiene límites de edad a la hora de ser realizada. No es recomendable realizarla durante el embarazo, con el uso de marcapasos y tampoco pueden hacerlo aquellas mujeres que están usando DIU.

Se recomienda realizar un mínimo de 2 a 4 sesiones de 30 minutos por semana, y no menos de 12 a 16 sesiones según cada caso en particular ya que con el correr de las sesiones se va aumentado la intensidad del estimulo.

Aumentaremos los resultados combinándola con otros tratamientos y/o actividad física.

Este tratamiento produce una hipertrofia muscular mucho más marcada que con otras técnicas de estimulación en electro-gimnasia. En base a ello se han logrado aumentos considerables de la fuerza muscular y velocidad en deportistas de talla mundial del orden de un 15 a 30% ya que estimula las fibras blancas.

This website uses cookies.