Para muchas de nosotras, tener la oportunidad de una alimentación equilibrada resulta muy complicado. Tenemos poco tiempo para preparar los   y menos aún para sentarnos a comer. Esto resulta ser especialmente crítico temprano en la mañana.

Mas sin embargo debes tener conciencia y estar convencida de la importancia de desayunar. Un incentivo puede ser saber que un desayuno equilibrado es una manera de controlar el peso corporal. Si le damos al organismo menos energía de la que necesita, en un intento de adaptación, el gasto de energía se reduce.

Y es que después de dormir 8 a 12 horas y que en este tiempo no ingeriste alimento alguno estamos de acuerdo que es indispensable reponer energía. Aún si “no tenemos hambre tan temprano”.

Dejar de desayunar, hará que a media mañana tengamos necesidad de un almuerzo abundante.
La combinación de las dos cosas nos hará subir de peso.

Para que el desayuno nos mantenga satisfechos por varias horas, debe contener una variedad de alimentos que nos proporcionen no solo azúcares y   sino también proteínas.

Lo ideal es tomarse el tiempo suficiente para preparar y consumir el desayuno. Debes  planear menús sencillos y hacer las compras correspondientes.

Ahorraras tiempo si se adelanta la preparación de los alimentos la noche anterior, como cortar la fruta. Es conveniente dejar la mesa puesta y desayunar sentados. Cuando esto no sea posible,  preparara un desayuno “para llevar” y comerlo en el camino.

Recordemos que el desayuno influye sobre nuestro peso corporal, es decir si desayunar cereal con leche deslactosada  y fruta  se inicia un día con nutrimentos esenciales y energía  además que cuidaras tu figura

Recordemos que iniciar el día con un desayuno saludable ayuda a tomar mejores decisiones sobre los alimentos que vamos a consumir el resto del día.

This website uses cookies.