Categories: Hogar y Familia

Nació mi bebé, y ahora que sigue

Despues de todo lo que implica el nacimiento de tu bebe ya por fin estas en tu casa con el y con esto una serie de cambios en muchos aspectos , que cambiaran en gran medida la cotidianeidad de la nueva familia.
Es importante que antes del nacimiento del bebé, si tuvieran la oportunidad, planifiquen como quieren pasar los primeros días en la casa. Estos primeros tiempos suelen estar colmados de momentos de mucha alegría y emoción aunque simultáneamente también están presentes el cansancio, el sueño y la adaptación del bebé y de sus padres a la situación nueva.

Por eso seria bueno que las primeras semanas se den tiempo para vivir el proceso sin estar con la casa llena de gente, con obligaciones extras a la cuales atender.

Te presento algunos consejos para manejar este cambio en su vida:

  • Lo mas recomendable es que estas primeras semanas te alejes de compromisos y reorganices junto con tu pareja su agenda dando prioridad a darse tiempo a la adaptación de los tiempos con el  Vive el día a día.

  • Es un momento de conocimiento y de adaptación a las necesidades de tu bebé y es importante que te sientas lo más cómoda posible en tu casa sin imposiciones del afuera, las visitas serán doblemente valoradas si también colaboran ofreciéndose a hacer un mandado o cuidar al bebé unos minutos por ti.

  • Lo mas importante aquí es la comunicación que tengas con tu pareja comparte las sensaciones, los miedos y las alegrías de esta nueva experiencia. Es posible que descubras que a él / ella le pasen cosas similares con respecto a miedos y expectativas que este nuevo desafío les propone.
    No olvidemos que no somos los únicos viviendo esta situación como nueva, y que el hecho de poder compartirlo nos reafirma en el rol de padres y nos ayuda a entender que toda la mezcla de emociones positivas y negativas  son normales en esta etapa.

  • Cuando un bebé llega a la casa cambia todas las estructuras , los horarios y la idea de que las cosas se planifiquen así que acostúmbrate a que tu lema a la hora de hacer las tareas sea lo mejor que es posible.

  • Este es un momento  tu descanso es primordial para tu buena salud y para poder atender a tu bebé. Intenta descansar cuando el bebé duerme en lugar de hacer cualquier otra tarea.

  • Es fundamental que puedas contar con alguien de tu confianza para poder ayudarte a hacer desde un mandado hasta cuidar del bebé y permitir que te des una ducha tranquila. Cosas tan simples como ir al baño o ir al súper los primeros días a veces suponen un desafío dificilísimo si no nos animamos a pedir A OTRO lo que necesitamos.

  • Probablemente te sientas agotada, te duelan los pechos,  estarás dolorida por la episiotomía o por la cicatriz si tuviste un parto por cesárea. Es por esto que es necesario que frenes un minuto con la vorágine de cosas que haces para y por el recién llegado y te pares a sentir tu cuerpo , para darte cuenta de qué necesitas , ya sea un analgésico, un baño, un bocadito, o dormir una siesta.

En resumen debes de vivir esta etapa lo más plenamente posible, lo que  significa lograr un equilibrio entre lo que damos al bebé y a la familia que nos demanda , y lo que nosotros somos capaces de pedirles de acuerdo a lo que vayamos precisando en el camino, pero ante todo recuerda que la felicidad es la suma de momentos que nos hacen bien y nos ponen contentos así que no se pierdan de mirar, oler, besar y amar a sus nuevos bebés, descúbranlos y descúbranse ustedes en esta nueva faceta como mamás…felicidades!!!

Lic. Rosario López Amado
Psicóloga
Cel:099098939
e-mail: rlopezamado@gmail.com

This website uses cookies.