Categories: Hogar y Familia

Lo básico para una mamá primeriza

La mayoría de las mujeres cuando nos enteramos que vamos hacer mamas reaccionamos de diferentes formas

Y también en cierto que la mayoría de nosotras dejamos  para ultimo lo que necesitaremos para el bebe  y para nosotras en el hospital

Sin embargo otras se dedican, incluso con ocho meses de antelación, a planificar la llegada del bebé, organizar su cuarto y elegir los mejores artículos para él.

La realidad es que lo mejor es una postura intermedia pero siempre previsora pues ten en cuenta que al salir del hospital y llegar a casa tendrás estarán tu pareja y tú con el nuevo miembro de la familia, tu bebe

Por ello te presento una lista de los artículos indispensables para las necesidades de tu bebe

La ropita: Esto depende de la época del año en que vaya a nacer, también puedes pedir que te regalen ropa para los meses subsiguientes así tendrás la adecuada según haga frío o calor. Ten en cuenta que la ropita más pequeña es la que menos va a usar, pues los bebés crecen rápido en sus primeras semanas. Lo mejor es proveerse de tallas para la siguiente etapa.

Biberones: Siempre es mejor la leche materna sin embargo puedes ir acostumbrando a tu bebe al biberón para que tú puedes tener más independencia y para que el papá pueda participar de esta etapa tan linda como es dar de comer a tú bebé. Siempre es bueno tener dos o tres botellas.

Saca leche: este dispositivo puede ser de suma utilidad. Cumple varias funciones pues se usa para descomprimir, para producir más cuando lo necesites e incluso es práctico para cuando sales.

Pañales: compra uno o dos paquetes de recién nacido para tener en el hospital, luego te irás guiando por el tamaño de tu bebé y la frecuencia de cambio que necesite. En este caso la calidad es proporcional al precio.

Un cambiador de pañales Una colchoneta delgada que ayuda a los papás, para no ensuciar la superficie donde se va a cambiar al bebé, es muy útil, sobre todo los que son lavables.

Pañalera.- Debes conseguir una no muy grande pero con suficiente espacio, incluso no es obligatorio gastar dinero pues una bolsa de mano resistente y de buen tamaño es suficiente.

Sábanas y cobijitas: Preferentemente de algodón por ser una fibra natural, para evitar alergias.

Una almohada antirreflujo: es una especie de cojín triangular, que ayuda a evitar que el bebé regrese la leche cuando está acostado, lo que es muy peligroso porque puede ahogarse.

Almohadón de lactancia. Cuida de no comprarlo demasiado grande pues no te servirá. Por otro lado, cualquier almohadón común es tan útil como uno especialmente creado para estos fines.

This website uses cookies.