Recuerda que todo lo que sucede en nuestras vidas es resultado de nuestros pensamientos y de lo atraemos e ella.

Recuerda que si te despiertas transmitiendo  una vibra negativa, la Ley de la Atracción reacciona dándote más de lo mismo. De esta forma, es probable que te golpees con la pata de la cama y te lastimes el pie, que se te queme el pan en el desayuno, que te deje el transporte hacia el trabajo o que se te olviden las llaves del auto dentro de casa.

El experto en neurolingüística Michael Losier,  es un vivo ejemplo de que las cosas pueden mejorar si cambias de actitud ante ciertas las circunstancias. Este brillante instructor norteamericano, residente en Canadá, fundó en 1999 TeleClass Internacional, una emisora a transmitiendo través de la cual divulga sus métodos de autoayuda por todo el mundo y que le ha permitido lograr grandes beneficios.

El Sr. Losier  muestra las claves para entender por qué y cómo se relacionan las energías negativas y positivas con el universo.

Ofrece las herramientas para conseguir usar correctamente esas leyes no escritas, de forma recapacitada y positiva, para así poder materializar nuestros sueños en el amor, la salud, el dinero, la familia y el trabajo.

Si seguimos estas teorías “científicas”, atraeremos a nuestra vida las cosas que más queremos y evitaremos las que no deseamos, aumentaremos nuestro dinero, conoceremos a nuestra media naranja ideal, encontraremos el trabajo soñado y lograremos las mayores ganancias en nuestros negocios .

Todo el mundo envía vibras, las positivas atraen las cosas buenas y las negativas jalan lo menos deseable. Para lograr que tus deseos atraigan el lado bueno de tu existencia, se ofrece una receta con tres pasos:

1. Identifica tu deseo. Muchas veces no sabemos exactamente qué es lo que queremos, pero sí sabemos perfectamente lo que no deseamos. Se nos aconseja eliminar completamente de nuestro vocabulario las expresiones negativas como “no quiero…”, “no sé…” o “ojalá que…”, y sustituirlas por otras positivas como “después de saber cómo no quiero que sea mi novio, debo responderme qué tipo de novio quiero”.

2. Ponle atención y dedícale tiempo a tu deseo. La Ley de la Atracción te devolverá todo a lo que le pones atención y cuidados.

3. Elimina las dudas para conseguir tu objetivo. Se advierte en este punto de que un deseo intenso (vibra positiva) y una duda intensa (vibra negativa) que coinciden a la vez se anulan entre ellos. Para esto te recomienda aceptar mentalmente la expresión positiva “¡permítetelo!”, que acabará rompiendo esa inmovilidad.

This website uses cookies.