El desayuno es la base de nuestra alimentación ya que nos aporta energía para empezar el día, es importante  ya que nos brinda el motor para puedas estar en plena forma para las tareas diarias.

Estamos de acuerdo que el estrés siempre hace estragos en nuestra salud por eso debemos comenzar con un desayuno nutritivo y con esto podremos afrontar y concentrarnos en las tareas que tenemos ya sea con la oficina, la familia o el ejercicio.

Desayuno rápido:

  • Mezcle harina de avena instantánea con leche en vez de agua. Mezclar las pasas o arándanos secos. Cubra con nueces picadas.
  • Una Capa de Yogur light con su cereal favorito crujiente y frutas en rodajas
  • Un batido de desayuno a base de leche baja en grasa, fresas congeladas y un plátano.
  • Comienza con un tazón de cereal de grano entero con arándanos, melocotones en rodajas cualquier fruta favorita, vierta leche baja en grasa o sin grasa.
  • Comience con un waffle con yogur bajo en grasa y fruta.
  • Rellene un pan pita de trigo integral con rodajas de huevo cocido y queso rallado bajo en grasa
  • Extienda una tortilla de harina con mantequilla de maní. Añadir un plátano entero y enrollarlas.
  • Extienda mantequilla de almendras sobre una tostada de grano entero una rodaja de pan baguette cubra con rodajas de manzana.
  • Agrege el queso suizo, jamón magro y bajo en grasa con una tostada de grano entero panecillo ingles.

Con todas estas opciones estoy segura que tu día cambiara desde la mañana, la energía se siente como un bienestar general y ganas de realizar todas las tareas con alegría y buen humor.

This website uses cookies.