Categories: Belleza y Salud

Deportes que protegen los huesos

Un estudio sugiere que los deportes de carga como el baloncesto, el voleibol y el fútbol ayudan a evitar la pérdida de densidad ósea y tienen menos riesgo de osteoporosis.

Según estudios los deportes como el futbol, el voleibol y el basquetbol ayudan a evitar la pérdida de densidad ósea y tienen menos riesgo de osteoporosis

Y es que según investigadores los huesos finos de la cadera son más propensos a romperse más tarde en la vida, y las fracturas de cadera en los hombres pueden conducir a una discapacidad grave y complicaciones.

Los hombres que aumentaron su actividad de carga de los 19 a los 24 años no sólo desarrollaron más hueso, sino que también tenían huesos más grandes en comparación con los hombres que fueron sedentarios durante el mismo período, señaló el autor principal del estudio Dr. Mattias Lorentzon de la Universidad de Gothenburg en Suecia.

Se cree que los huesos más grandes con más masa ayudan a proteger contra la osteoporosis, una enfermedad en la cual los huesos se vuelven porosos y débiles con el tiempo y empiezan a fracturarse a partir de los 50 años de edad o más tarde.

La osteoporosis parece comenzar a los 25 años cuando los huesos empiezan a perder el tejido, por lo cual se dieron a la tarea de investigar y lograron obtener que las mejores actividades para la formación de masa ósea fueran el baloncesto, el voleibol, el fútbol y el tenis. Los saltos y las rápidas salidas y paradas que requieren estos deportes aumentan la carga sobre los huesos del cuerpo, lo que favorece la formación de nuevo tejido óseo.

A su vez, el Centro Nacional de Investigación de la Osteoporosis y Enfermedades Óseas coincide en que las mujeres y los hombres jóvenes que hacen ejercicio con regularidad alcanzan una mayor densidad ósea que los que no hacen ejercicio.

Y es que el ejercicio físico permite mantener la fuerza muscular, la coordinación y el equilibrio, lo que a su vez ayuda a prevenir las caídas y las fracturas. Esto es especialmente importante para los adultos de edad avanzada y para las personas que han sido diagnosticadas con osteoporosis.

El mejor ejercicio para los huesos requiere sostener el propio peso y hace que uno se esfuerce a trabajar en contra de la gravedad. Ejemplos de estos ejercicios son: levantar pesas, caminar, hacer senderismo, correr, subir escaleras, jugar tenis y bailar.

This website uses cookies.