Consejos para protegernos del sol

Estar de vacaciones y tomar el sol es saludable y tiene muchos beneficios para nuestra salud y bienestar pero es importante tener en cuenta unos consejos de como protegerse correctamente del sol, porque siempre tenemos que estar bien protegidos independientemente del tipo de piel que se tenga.

El resultado de no protegerse correctamente del sol puede ser envejecimiento de la piel prematuro, el cáncer de piel.

*Usar protección solar adecuada. Debemos  aplicar el factor de protección correcto para nuestro tipo de piel. Debemos conocer el tipo de piel, para poder calcular el tiempo máximo de exposición al sol y el índice de protección que se necesita.

El FPS indica el número de veces por el que se multiplica el tiempo que se puede permanecer al sol sin quemarse, pero aun sin quemarse, la piel puede estar sufriendo los daños del sol.

La piel de los niños es más sensible que la de los adultos a los rayos ultravioleta por lo que para los más pequeños hay que utilizar una crema solar con elevado índice de protección. Recuerda que la protección total con cremas, no existe. No dejes de usar la crema de protección, debes usar crema de protección solar aunque esté nublado, y también aunque se esté bajo una sombrilla.

¿Qué protección necesita tu piel? (IP = Indice de protección).
Tipo de piel I: Piel muy clara. Ojos azules, pecas. Casi albinos.
– Protección Muy Alta.
– IP recomendado= 50+
Tipo de piel II: Piel clara. Ojos azules o claros. Pelo rubio o pelirrojo.
– Protección Alta.
– IP Recomendado= 50 – 30
Tipo de piel III: Piel blanca, ligeramente morena. Ojos y pelo castaño u oscuro.
– Protección Media.
– IP Recomendado= 15 – 25
Tipo de piel IV: Piel Negra o Morena. Tipo India, Latinoamericana, Africana…
– Protección Baja.
– IP Recomendado= < 10

* Aplica la protección solar antes de salir de casa. No esperes a llegar a la playa o la piscina. Aplícate la protección de forma generosa sobre la piel seca 30 minutos antes de la exposición al sol. Protégete también los labios.
* La exposición al sol debe ser progresiva. Los primeros días toma el sol pocos minutos y ve aumentando el tiempo en días sucesivos, evitando las horas centrales del día donde nunca puedes ponerte al sol -evitando la exposición al sol en horas de mayor calor entre las 12 y las 16 horas-. Con los niños pequeños debemos extremar las precauciones.
* Sécate bien al salir del agua. Es importante. Las gotas de agua actúan como lupas con el sol. Debemos secarnos bien y aplicar de nuevo la crema de protección solar.
* Es necesario prevenir la deshidratación. hay que beber más líquidos para mantenerse hidratado, especialmente niños y ancianos. Es importante beber aunque no se sienta sed. Escoger comidas ligeras para alimentarse: frutas, ensaladas,

* Utiliza gafas de sol. Las gafas de sol deben tener protección 100 % frente a los rayos ultravioletas (rayos UV) y frente al azul del visible.

* Protégete la cabeza de los rayos solares para evitar la insolación. Especialmente en el caso de niños y ancianos, la sombra de un árbol o una sombrilla puede ser suficiente. Es recomendable la utilización de sombreros, gorras, etc. para cubrirse la cabeza.

* Los bebés de menos de seis meses no deben exponerse en absoluto al sol directo, su piel es muy fina y hasta los tres años deberían permanecer en la sombra, protegidos con ropa fina de algodón.

En el mercado hay una gama extensa de protectores solares para todo tipo de piel y para cada zona especifica del cuerpo: protectores solares para el cuerpo, la cara, las zonas sensibles o sobreexpuestas al sol  y en específicos para niños. Debemos elegir el protector que mejor se adapte a nosotros, los hay en diferentes texturas: cremas, sprays, loción, etc. y para después de las exposiciones solares debemos calmar e hidratar la piel con un buen after sun.

This website uses cookies.