Categories: Hogar y Familia

Consejos para decorar con cuadros

Cuando queremos decorar una habitación depende mucho del tipo de marco asi como la decoración en la habitación.

Para colocar la decoración ideal y que los cuadros formen parte del santuario en el quieres convertir esa habitación te pasamos estos consejos que pueden ser muy utiles.

De preferencia primero no es cuestión de colocar por colocar. Debemos tomar en cuenta que el cuadro vaya de acuerdo con la demás decoración de la habitación

De ninguna forma tampoco es colocar algo que no nos guste simplemente porque suena armonioso, hay que combinar ambos aspectos, el de lo estético y el de los gustos propios para que les den un toque personal a la casa donde se colocarán.

Tambien es importante tomar en cuenta los marcos y su color que deben ser acordes a la decoración de la habitación.

La mejor opción es colocar los cuadros agrupándolos en línea recta a la pared, siguiendo los marcos en vertical u horizontal.

Existen diferentes maneras de colocarlos acomodándolos vertical y horizontalmente.

Actualmente es agruparlos con el fin de formar figuras geométricas, pudiéndose crear composiciones de acuerdo al tamaño de las paredes.

Es importante observar la arquitectura del espacio: paredes, ventanas, puertas, altura del techo, entrada de luz, etc. En base a esa observación previa se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Para los los ambientes reducidos y angostos, es conveniente colocar los cuadros verticalmente para que provoquen la ilusión de un techo más alto y, por lo tanto, del espacio en su totalidad.
  • En espacios grandes y bien iluminados se pueden colocar horizontalmente.
  • Para el caso de los pasillos largos y estrechos, los cuadros se deben colocar en una hilera, y que su proporción sea más alta que ancha. De esta manera se logrará acortarlo visualmente.
  • En las habitaciones amplias, se puede colgar un cuadro bien grande, especialmente si la decoración es clásica.

Otro punto importante es el de colocarlos a la altura del observador, es decir, a la altura de la persona que se sienta frente a ellos.

Con respecto a la relación que guardará con los muebles de la habitación, si el cuadro es alto y angosto debe ser, por lo menos, del ancho de la mitad del mueble, y se debe evitar que sea más ancho que el mueble pegado a esa pared. El cuadro debe ser colocado entre 15 – 25 cm. sobre el mueble. Si por alguna razón se está obligado a dejar un espacio muy grande, hay que llenarlo con algún elemento.

Para finalizar poner los cuadros que luzcan más pesados en los espacios inferiores de la pared y dejar un espacio entre los marcos de los cuadros para que respiren.

This website uses cookies.