Categories: Vida en Pareja

Como y cuando decir lo siento

Las diferencias que terminan en pleitos o riñas y los desencuentros nunca faltan en ninguna relación son normales, son necesarias, son inevitables.

Lo importante no es concentrarse en evitar las riñas, claro que eso se torna importante cuando se vuelven un patrón de conducta, pero cuando son las normales riñas de pareja, quizá cueste mucho pero un simple “lo siento” puede cambiar totalmente el panorama.

La importancia de esta expresión es que si lo haces con sinceridad puede arreglar hasta los más duros desacuerdos, pero hay que encontrar la ocasión y la manera oportunas.

Para algunos quizá decir “los siento” equivale a sentirse vencidos o humillados, pero si hemos herido a nuestra pareja, hemos actuado en manera que no debíamos o estamos siendo insensatos o algo parecidos, lo menos que podemos hacer es pedir ese perdón que merecemos por actuar incorrectamente.

Hay que pedir perdón y trabajar, hay que reflexionar sobre lo que nos llevo a actuar de tal o cual manera y trabajar para enmendarlo.

El momento más propicio para pedir perdón es cuando las cosas se hayan calmado y puedas sin irritarte o irritar a aquel a quien has ofendido o molestado, decir que te arrepientes de lo ocurrido, que has analizado las cosas de que lo que has dicho no era lo que querías decir ni lo que sientes, que asumes tu responsabilidad, que sabes que está mal y asumes tu error.

Si ha sido un desencuentro en el que quizá el sentimiento o la disputa te llevo a decir algo que no debías, corrige el asunto diciéndole a ese alguien, que estás arrepentida por dejarte llevar por el momento, que no querías herir a nadie y que espera que pueda perdonarte el haberle herido en ese momento.

Lo más importantes es que hay que ser sincero y mostrar el arrepentimiento porque es muy difícil no perdonar a quien sinceramente está avergonzado de sus acciones o palabras.  Ante todo piensa en cómo mejorar las cosas, has herido a tu pareja quizá debas trabajar para demostrarle cuán importante es.

Siempre van haber consecuencias poco agradables de tu error, debes manifestarle que estás dispuesta a asumirlas y que quieres ayudar a reparar el daño que has causado.

Más allá de lograr el perdón de ese alguien que amas o de cualquier persona con la que te encuentres en esta situación, debes asumirte la convicción de no volver a caer en lo mismo.

Aprende de tus errores, canaliza bien tus emociones, piensa antes de actuar y reflexiona las cosas, y por favor, no te sientas avergonzada de pedir perdón, eso demuestra tu honestidad y carácter es más valiente quien pide perdón que el que hiere y se oculta en el orgullo y la necedad.

This website uses cookies.