Categories: Vida en Pareja

Cómo usar las plantas en la decoración

Elegir las plantas para decorar el interior de las casas hay que considerar la habitación en que se van a poner, la forma de las hojas y los cuidados que necesitan.

Las plantas son el elemento que necesitas en tu hogar, no sólo calman los nervios sino que también traen consigo la frescura, vitalidad y energía de la naturaleza.

Sin embargo no todas son adecuadas para interiores ni deben estar en todos los cuartos. Hay maneras de hacerlo, con equilibrio, remates visuales y Feng Shui.

El objetivo de usar plantas es lograr un equilibrio energético en la casa además de frescura y vida para los espacios vacíos.

Los lugares ideales para colocarlas son los rincones. También sirven para crear remates visuales: abrir la puerta y ver un gran ficus verde y hermoso ofrece una primera impresión agradable de la casa.

Otro buen remate visual se logra al colocar una gran planta frente a un ventanal que dé al jardín, de tal forma que la naturaleza interior se confunda con la exterior. El Feng Shui aconseja no usar plantas sintéticas ni flores secas.

Las plantas naturales equilibran la energía. Las flores secas no tienen vida, hay que cambiarlas con frecuencia según la estación en lugar de mantenerlas durante años, ya que atraen el estancamiento.

A la hora de elegir las plantas hay que considerar la habitación en que se van a poner, la forma de las hojas y los cuidados que necesitan.

Las plantas son idóneas en cualquier lugar, colocarlas mayormente en salas, baños y dormitorios. La cocina, es el lugar menos recomendable debido a la atracción del fuego.

Para el Feng Shui, las plantas con hojas puntiagudas y afiladas como las palmeras quedan totalmente descartadas, sobretodo en espacios reducidos, ya que incomodan a la persona junto a ellas.
Lo mejor es escoger plantas con hojas anchas y redondeadas. En cuanto al cuidado, se debe tomar en cuenta la luz que necesita. Las plantas de sol y sombra, son las más adecuadas para interiores.

This website uses cookies.