La Rabia, alegría, tristeza, euforia, afecto, odio, orgullo, gratitud… Tanto si son positivas como si son de signo negativo, todas las emociones tienen algo en común: necesitan ser expresadas, en lugar de reprimidas. Con cierto grado de control y sin caer en exageraciones, siempre es saludable sacarlas fuera.

Si expresamos las emociones  cumplen su función natural, que es la de indicarnos de forma inmediata,  si un determinado estímulo, pensamiento o situación es favorable o desfavorable para nosotros y nuestra supervivencia. Entonces, suele acabar allí de manera espontánea: la emoción se disipa.

En cambio, si las emociones  por salir y expresarse se quedan inexpresivas dentro nuestro, en lugar de disolverse naturalmente se mantienen activas haciendo un “ruido” que interfiere con nuestro funcionamiento normal y  además nos consume una gran energía mental y emocional para mantenerlas reprimidas.

Si nuestro cuerpo se carga de emociones reprimidas que permanecen estancadas, se pone en tensión. La inexpresividad emocional también va restándole fluidez a nuestro mundo psicológico y en consecuencia  a nuestra existencia. Se produce una situación literal de ahogo; para recuperar el bienestar y la fluidez vital hemos de desahogarnos

Para aprender a expresar nuestras emociones o simplemente mejorar nuestra dinámica emocional, los expertos aconsejan entrenarse emocionalmente, dedicando tiempo y empeño a tratar de identificar lo que se siente y tratando de describirlo con palabras.

El primer paso consiste en identificar cuál de las cinco emociones básicas (alegría, afecto, miedo, tristeza, ira) “nos cuesta más expresar”

Tips – En lo que No debes centrarte o enfocarte:

  • Pensar acerca de la opinión ajena sobre ti.
  • Evitar ansiedad, stress, preocupaciones, nerviosismo…
  • Estar “atento” en cada pequeño paso para alcanzar tu objetivo.
  • Problemas que están fuera de tu círculo de control.
  • En el pasado.

Tips – En lo que debes concentrarte o enfocarte.

  • Enfocarte en el resultado final.
  • En el logro de tu éxito.
  • En tu propósito.
    • Lograr total maestría en la habilidad que persigues.
    • Ser un Networker PhD.
    • Dirigir tu propio Pequeño Negocio.
    • Libertad Financiera.
    • Vivir con simplicidad.
  • Sentir las emociones en tu ser.

This website uses cookies.