Categories: Hogar y Familia

Como manejar a los niños retadores

Los niños preescolares que oscilan entre los 3 y 5 años presentan una conducta desafiante como parte de su desarrollo, pero si no se maneja adecuadamente puede provocar un problema de conducta mayor.

Algunos de los factores que provocan esta conducta son padre con problemas conyugales, problemas económicos, sociales, el tabaquismo durante el embarazo, etc.

Algunas de las características más relevantes en las actitudes de estos niños son:

  1. El niño desafiante en casa terminara siéndolo en la escuela también
  2. Se rebelara ante la autoridad en casa o en la escuela  por tener la capacidad de hacerlo.
  3. Estos niños son muy inteligentes ya que si necesidad de retar, los hace ingeniosos.
  4. Una característica importante es que a mayor desesperación y enojo de un adulto con autoridad, mayor actitud desafiante tendrá el niño.
  5. Se crea un circulo vicioso en el que el niño reta la autoridad, el adulto se desespera o enoja, lo castigan, el niño obedece por miedo, el adulto se siente culpable y disminuye o elimina el castigo, como consecuencia el niño siente que gano y vuelve a retar.

Aquí  el primer paso a dar es no confundir el poner límites con ser agresivos o duros con el niño, y esto debe ser primero muy claro para quien va a marcar la autoridad y seguir las reglas correctas.

Lo más importante para el manejo de esta situación es establecer normas familiares claras.

  • Los padres deben estar de acuerdo con el manejo de la conducta del niño.  Deben establecer primero entre ellos las medidas correctivas que aplicaran de igual manera las dos partes, sin titubeos, improvisando, ni confundidos sobre la medida a aplicar.
  • Siempre debemos conservar la calma y no enojarnos ya que esto traerá tomar la medida correctiva correcta y no permitir que el niño gane el juego nuevamente.
  • No sirve contar hasta 10.
  • El castigo no debe probar miedo o lastimar autoestima , sino hacerle ver que tiene ahora una consecuencia  de la acción de tuvo, y no porque sus padres son malos o no lo quieren
  • El castigo debe ser bien definido en tiempo y cantidad.
  • Evitar los nunca o siempre.
  • El castigo se aplica en el momento que se anuncia, no se utiliza solo como amenaza sin cumplir.
  • No castigar la descalificación de los castigos “al cabo que ni quería ver la TV” en ese momento nuestra acción debe ser “gracias hijo por decirme que no te molesta mucho no ver tu programa favorito, eso nos deja a tus papas tranquilos de que no sufres demasiado”
  • No elegir castigo que estén lejos del día en que se presento el problema, ya que el niño perderá la secuencia de su conducta.
  • Si es posible poder establecer esas mismas normas con el maestro en la escuela, para poder trabajar en conjunto y corregir esas acciones. Pedir un reporte semanal y hacerle ver al niño que este reporte también tendrá consecuencias.

This website uses cookies.