Categories: Hogar y Familia

Como identificar trastornos alimentarios en los niños

Ahora los niños son bombardeados desde muy temprana edad en los programas de televisión y comerciales con la imagen  personal  luciendo siempre a las niñas o adolescentes inteligentes y exitosas como chicas delgadas y con características muy marcadas.

Es ahí donde nosotros como padres debemos estar al pendiente de los hábitos de alimentación de nuestros pequeños procurando crear hábitos saludables

Debemos estar atentos de cuál es su percepción de la comida o la imagen de su propio cuerpo, lo más recomendable es sentarnos a ver sus programas de televisión con ellos y preguntarles acerca de lo que piensan que pasa en la trama de los programas y analizar juntos.

Tanto los desórdenes alimentarios, como la anorexia o bulimia, comienzan a una edad cada vez más temprana: factores tan dispares como el entorno social, episodios repetidos de ansiedad o estrés en la escuela o casa, como mencionamos anteriormente la sobreexposición a los medios, la baja autoestima, muchas veces presente entre pre-adolescentes y adolescentes, o la predisposición genética o biológica, pueden desencadenar un trastorno de este tipo, donde la comida, en lugar de verse como una forma divertida y saludable de proveernos energía, se convierte en un enemigo.

En la actualidad estos trastornos se presentan con mayor persistencia entre los 11 y 13 años aunque se han llegado a detectar casos aún más temprano. Siendo las niñas el mayor porcentaje que presentan estos casos.

Los padres debemos ser cuidadosos y si detectamos algunos de estos síntomas por muy leve que parezca debemos acudir al especialista en nutrición para que valore la situación

Ansiedad, autocritica, perfeccionismo, miedo a engordar. Una de cada 25 chicas desarrollará una enfermedad de estas características a lo largo de su vida, y un índice aun mayor manifestará uno o más de sus síntomas, casi siempre producto de una percepción irreal del canon de belleza aplicado al propio cuerpo.

Algunas de las señales de mayor alarma a la que debemos estar atentos:

  • La perdida repentina de peso
  • Comentarios acerca de su insatisfacción sobre su aspecto físico
  • Desmedido interés por adelgazar o incremento en actividad física diaria
  • Cambios de conducta como rechazar comer pan o postres.
  • Dar escapadas al baño después de comer
  • Cambios de humor
  • Mareos
  • Sensación de frio permanente
  • La perdida de la menstruación una vez que han llegado a la pubertad

Lo ms importante es inculcar a nuestros hijos un alta autoestima  nada mejor que con ejemplo enseñando desde pequeños hábitos saludables de alimentación.

No haces comentarios con respecto a la imagen ni ser obsesivos con productos light o bajos en calorías debemos ser más relajados con alimentación procurando dar una alimentación saludable.

This website uses cookies.