Categories: Belleza y Salud

Como evitar la dieta

Esto es muchísimo mas fácil de lo que realmente creemos solo es cuestión de aprender a comer correctamente esto nos permitirá dejar de ser esclavas de una lista de alimentos prohibidos y nos dara la formula para comer sin engordar, sin necesidad de seguir un régimen estricto. No es fácil, pero con disciplina y esfuerzo se puede conseguir. Si aprendes a comer, podrás decir adiós para siempre a las dietas”.

Este proceso consiste en aprender a comer esto debe estar siempre supervisado por  prescripción médica y requiere una preparación previa y mucha fuerza de voluntad, especialmente al principio.

Uno de los principios básicos  es que se deben hacer cinco comidas al día: desayuno, colación, comida, merienda y cena, “pero lo básico es no comer entre comidas papas, galletas o antojitos”.

Así se consigue reducir la capacidad del estómago, por lo que con menor cantidad de alimentos te sentirás satisfecha. “Y si los alimentos que consumes a media mañana o en la merienda son bajos en calorías, será más fácil que consigas adelgazar”, puntualiza la experta.

Otra característica de este régimen es su variedad. Al principio no se debe repetir ningún alimento en menos de cinco días, para que no te falte ninguna vitamina o mineral. Los únicos alimentos que deben suspenderse por completo son los ricos en grasas saturadas.

Es muy importante, reponer todos los nutrientes básicos como los ácidos grasos insaturados para mantener una piel bien estructurada e hidratada y la vitamina A, esencial en la renovación de la piel.No hay que olvidar el betacaroteno, que se encuentra en verduras de hoja verde como la lechuga o el apio, la vitamina E que actúa evitando la acumulación de radicales libres y la vitamina C presente en las verduras frescas como el jitomate, las espinacas o el pepino, que es un potente antioxidante y mejora la producción de colágeno.

Para mejorar el estado de la piel, el cabello y los procesos de renovación celular, se recomiendan las vitaminas del grupo B como el ácido fólico que se encuentra en el limón, acelga o apio.

El selenio es un mineral con acción antioxidante que se relaciona con un menor riesgo de aparición de ciertos tumores, entre ellos el de piel o melanoma. Se encuentra en la carne, el pescado, el marisco, los cereales, los huevos, la fruta y la verdura.

Para la formación y renovación de nuevas proteínas está el zinc, que también ayuda en la lucha contra los radicales libres, proporcionando elasticidad a tu cuerpo y lo puedes encontrar en sardinas, cereales, nueces y yogurt natural.

Se recomienda complementar siempre con el ejercicio diario como correr, andar en bici o caminar. Además, para relajar tu alma, puedes comenzar con cursos de yoga o Pilates, que te den armas de tranquilidad para equilibrar tu mente y espíritu.

This website uses cookies.