Como distribuir los gastos en el matrimonio

Cuando nos casamos pensamos que todo va hacer color rosa y que la vida en pareja es perfecta, pues la realidad no es completamente asi, por ello  toma en cuenta estos consejos para distribuir equitativamente el presupuesto de tu hogar y evitar malos entendidos por dinero con tu pareja

Dicen que el dinero no compra la felicidad, pero sí ayuda a alcanzarla, sobre todo en la sociedad altamente consumista en que vivimos.

Cuando ambos miembros de la pareja, trabajen o no, deben estar concientes de que forman parte de una verdadera sociedad, en la cual ambos deben tomar decisiones que los ayuden a solventar sus gastos eficientemente, sin caer en deudas. Esto lo pueden lograr sencillamente, determinando desde un principio las responsabilidades de cada uno en el gasto familiar.

Por eso la comunicación abierta y sincera es muy importante, y es buena idea que ambos sepan cuánto gana el otro y sus verdaderas posibilidades económicas, para llegar a un acuerdo equitativo al distribuir los gastos.

Para que puedan determinar qué cantidad aportará cada uno al gasto familiar, primero deben conocer las necesidades de la casa que comparten. Anoten con calma cada uno de los pagos que tienen que cubrir y consideren los gastos de forma mensual para facilitar su control. En la lista no puede faltar lo siguiente:

• Renta y mantenimiento
• Hipoteca
• Predial
• Despensa
• Gas
• Luz
• Agua
• Teléfono
• Televisión de paga
• Servicio de Internet

Cuando tengas el resultado de la suma mensual de los gastos del hogar, definan qué aportará cada uno para pagarlos. Pueden llegar a un acuerdo, dependiendo de sus gustos o tradiciones, pues en muchas ocasiones aunque la mujer trabaja, el hombre de la casa se hace cargo de todos los gastos comunes.

Pero poniendo los pies sobre la tierra, la mayoría de las parejas jóvenes han optado por compartir los gastos de la casa y que la carga sea lo más equitativa posible, a fin de no afectar la economía de uno de los dos y que ambos cuenten con dinero suficiente para solventar sus gastos personales.

Para que los gastos sean equitativos y conforme al sueldo de cada uno de los dos, los expertos en finanzas familiares y de pareja te recomiendan aportar de forma proporcional a sus sueldos. Es decir, en vez de cooperar cada uno el 50% de los gastos, quien gana un mayor sueldo puede contribuir con un porcentaje mayor. Como seguramente no ganan lo mismo, si por ejemplo él gana 10 mil pesos y tú 8 mil, él puede participar con el 56% y tú con el 44% de los gastos del hogar.

Con esta sencilla operación, ambos estarán seguros de que su aportación al gasto familiar es absolutamente equitativa, lo que también los motivará a ser cuidadosos con su dinero, e incluso pueden abrir una cuenta de ahorro en la que cada uno también aporte el mismo porcentaje, lo que será de sumo provecho en caso de que quieran hacer un gasto fuerte para el bien de ambos.

This website uses cookies.