Categories: Hogar y Familia

CÓMO COMENZAR CON EL AYUNO INTERMITENTE

Compartir

Cada vez toma más fuerza el ayuno intermitente como una opción saludable para bajar de peso, ya que es una estrategia de regulación de los horarios de ingesta de comida y ayuno.
Existe diferentes modelos de ayunos que de adaptan a tus necesidades ya que el principal objetivo es la perdida efectiva de peso.
El ayuno permite movilizar la grasa como energía principal a la hora de activarte en las mañanas:
Pero los beneficios del ayuno intermitente no se quedan sólo ahí:

• Reduce la inflamación en el cuerpo
• Controla los niveles de insulina y azúcar en la sangre.
• Mejora la concentración y la lucidez mental
• Aumenta tus niveles de energía
• Estimula la hormona de crecimiento
• Disminuye los niveles de colesterol en la sangre
• Disminuye el estrés oxidativo.
• Disminuye los factores de riesgo cardiovasculares y la presión sanguínea

Lo ideal en el comienzo del ayuno intermitente seria 14/10: 14 horas de ayuno y comer en una ventana de 10 horas, 16/8: 16 horas de ayuno y comer en una ventana de 8 horas y así sucesivamente 18/6, 20/4 y finalmente está One Meal a Day. Como su nombre lo indica, se ingieren alimentos solo una vez a día. Esto sería 22/2: ayunar 22 horas y comer en una ventana de 2 horas. Independientemente de todas las opciones que haya, dependerá de cada individuo la adecuada para él.
Para obtener mayores beneficios seria im portante analizar los siguientes puntos:
1. Analiza tu alimentación en este momento
Es importante es detectar que lo que consumes actualmente tienen una carga muy elevada de azúcar lo que podría sabotear los resultados por lo que te aconsejamos cambiar a alimentos naturales. Deja el azúcar y los endulzantes artificiales, los procesados y come comida real. Recuerda: somos lo que comemos.
2. Controla la insulina
Procura tener una alimentación baja en carbohidratos y cuando los consumas, escógelos bien. Que sean naturales y sin procesar. En este caso, los vegetales son la mejor opción.
3.-El Ayuno intermitente se comienza poco a poco
Un buen comienzo es 12/12. Especialmente si eres una persona que todavía acostumbra comer 3, 4 o incluso más veces en el día.
Supongamos que desayunas normalmente a las 7 am. Esto quiere decir que, para tener una ventana de alimentación de 12 horas, tendrías que comer por última vez a las 7 pm. Así ayunas desde las 7 pm hasta a las 7 am del otro día.
Después de unos días, puedes aumentar dos horas más a tu período de ayuno: ayunar 14 horas y tener una ventana para comer de 10 horas. Así sucesivamente, intenta luego, 16 horas de ayuno y comer en una ventana de 8 horas. Tus niveles de insulina se controlarán y tu cuerpo se irá adaptando.
4. La densidad nutricional de tus comidas
Esto es fundamental. Sea porque estés comenzando o ya hayas experimentado ayunar 16, 18 o 20 horas, la densidad nutricional de tus comidas es prioridad. Debes asegurarte que en tus comidas estés cumpliendo con tus requerimientos nutricionales. Es decir, asegúrate de darle a tu cuerpo los nutrientes esenciales:
¿Qué debería incluir en mi dieta?
• • Incluye fuentes de grasas saludables: aceite de coco, nueces, aceitunas, aceite de oliva, mantequilla clarificada o ghee, aceite de aguacate y/o aguacate. Las grasas son además esenciales para prolongar la sensación de saciedad.
• • Incluye fuentes de proteína. El pollo, la carne de vacuno, el pescado y los huevos son buenos ejemplos. Son ricos nutricionalmente, bajos en carbohidratos y no contienen anti nutrientes que entorpezcan el acceso a sus nutrientes.
• • Si prefieres la proteína vegetal (lentejas, garbanzos, frijoles, arvejas, etc.) recuerda que, aunque tienen una buena cantidad de proteína, su contenido de carbohidratos suele sobrepasarla. Por esto, tendrás que tener más cuidado con el resto de cosas que pones en tu plato y así balancees a la perfección los macronutrientes de tu comida (proteínas, carbohidratos y grasas) y no caigas en excesos.

Si en algún momento sientes ansiedad, hay alternativas que no te alejarán de tus objetivos. El café, el té, el chocolate al 80% y las infusiones pueden disminuir el apetito y la ansiedad momentánea. En particular, el agua con gas, el café negro, el té y las infusiones no rompen el ayuno.
Seguir estos pasos a la hora de iniciar el ayuno intermitente, te ayudarán bastante a llegar a la meta. Sin duda una vez adoptes este hábito, no querrás volver atrás.

This website uses cookies.