Al hacer la tarea los niños aprenden, entre otras cosas, a leer y seguir instrucciones, a organizar su tiempo, a ser responsables y a dar lo máximo de sí mismos.  Los padres podemos ayudar a los hijos con las tareas, enseñándoles que son una prioridad y ayudándoles a desarrollar buenos hábitos de estudio.

La mesa de la cocina o la del comedor son lugares que los niños utilizan habitualmente para hacer la tarea, es posible que tu hijo se sienta más cómodo estando cerca de usted para que pueda ayudarlo. Los niños más grandes prefieren hacer la tarea solos en su cuarto, si es así, comprueba que tu hijo se centra en los deberes y revíselos cuando termine. Es importante asegurarse de que su lugar de trabajo está bien iluminado, es cómodo y esta alejado de posibles distracciones.

Debes estar  disponible para apoyarlo, responder a sus preguntas, ayudarle a interpretar las instrucciones y revisarlo cuando termine. Resiste  la tentación de darle las respuestas a las preguntas que le formulen.

Ayúdale a desarrollar habilidades de solución de problemas, si lo hace con su propio esfuerzo, desarrollara confianza en sí mismo y amor por el aprendizaje.

Algunos consejos más para que tu hijo le resulte más fácil hacer la tarea:

  • Establecer  una rutina.- Las tareas son una prioridad, establece un lugar y un tiempo cada día para hacerlas. Déjale claro que no habrá televisión ni juegos hasta que termine.
  • Fomenta habilidades de organización.- Estas habilidades se aprenden con el paso del tiempo. Enséñale  a utilizar un calendario o agenda para ayudarle a organizar su tiempo.
  • Aplica el aprendizaje al “mundo real “.- Habla con el  sobre como lo que aprende en clase se puede aplicar fuera de ella.
  • Siempre debes estar en contacto con sus maestros.- Debes Mantener el contacto con los maestros  a lo largo de todo el curso escolar para que le informen sobre sus progresos, especialmente si el niño tiene dificultades. No falte a las reuniones de padres y este siempre abierto al dialogo. No espere s recibir el reporte para enterarte que  tiene problemas académicos. Cuanto antes intervengas, antes podrá ayudarlo a retomar el buen camino.

This website uses cookies.