Categories: Revisar-Entre Mujeres

Amor en la oficina

En la actualidad pasamos demasiado tiempo en la oficina con los  compañeros de trabajo, que en el propio hogar, es inevitable que muchos sucumban a las flechas de Cupido. En el 67% de los casos, la atracción surge al pasar juntos más horas que en casa e ir conociéndose poco a poco.

Las  circunstancias favorecen los romances de oficina: con los demás hay trabajo en equipo, cercanía, trato continuo y afinidades. Los romances de oficina son muy frecuentes porque en el trabajo es común compartir problemas y satisfacciones con quienes están más cerca de ti en ese momento.

Según estudios en sexología, las personas que logran tener una pareja dentro de la oficina tienen muchos parámetros ya sea solo como una relación de pasarla bien en el momento, dejarse llevar por la simple atracción, solo para hacer el día mas agradable o hasta vivir juntos en una relación seria.

En las relaciones de oficina muchas veces se dan con el fin de vivir el riesgo de tener intimidad dentro de la empresa, desde un beso apasionado hasta incluso relaciones sexuales.

En este caso las parejas pueden estas formadas por personas de diferentes grados de jerarquía dentro de la empresa, los compañeros que hacen su trabajo junto, o si no se necesitan mutuamente para trabajar, buscan un pretexto para pasar la mayor parte del tiempo junto.

Las empresas más favorables para este tipo de relaciones son los grandes corporativos con muchos empleados, sobre todo las que ocupan edificios enteros, porque ahí son más fáciles los jugueteos amorosos en el elevador, escaleras, sótano, estacionamiento o azotea.

Los amores de oficina tienes muchas consecuencias como y entre los resultados positivos podríamos tener el de estar motivado para  llegar más temprano, no faltar, volverte más eficiente, productiva, creativa, estar de mejor humor y llevar mejor la carga de trabajo cuando es rutinario o estresante.

Pero también pueden tener consecuencias negativas como dejar trabajo pendiente, incompleto o ausentarte por estar juntos. Por otra parte, si tienes un conflicto con la otra persona, esto puede influir negativamente en tu trabajo y en tus compañeros. Por eso, antes de empezar una relación amorosa en el trabajo, te conviene reflexionar en las consecuencias que puede traerte.

En el caso de que sí decidas a pesar de las repercusiones, debes actuar de la forma más discreta posible y tomar precauciones para evitar ser descubiertos “in fraganti”, así como rumores y murmuraciones que desprestigien tu imagen personal y profesional, la de la otra persona y su relación. Entre los errores que nunca debes cometer, están los siguientes:

• Pasar demasiado tiempo juntos, físicamente o por Messenger
• Expresarse muestras de cariño en la oficina
• Invadir su espacio mutuamente
• Resolver sus problemas sentimentales dentro de la empresa
• Pedir consejos a tus compañeros o jefes sobre la relación
• Favorecer o manipular profesionalmente a la otra persona
• Pensar que ese romance te puede ayudar a ascender en la empresa

This website uses cookies.