Los alimentos con azúcar o “dulces” aportan una gran cantidad de calorías vacías. Esto es, energía pero sin vitaminas ni minerales. Debemos considerar el cambiar estos alimentos dulce por alimentos naturales así se conserva la salud y la silueta.

Entre los dulce mas populares están:

  • Azúcar blanco: Contiene sacarosa y tiene alto poder edulcorante. El azúcar sin refinar sólo posee pequeñas cantidades de minerales y elementos traza.Es conveniente sustituirla por azucar morena de caña integral o fructosa.

  • Fructosa: Se emplea como sustituto del azúcar en las dietas para diabéticos por su menor índice glucémico.

  • Edulcorantes: Son sustancias artificiales y los más populares son sacarina, ciclamato y aspartamo. Se los considera inofensivos, pero no todos son iguales, por lo que conviene asesorarse bien antes de incluirlos definitivamente en la dieta diaria.

  • Miel: Se constituye esencialmente de azúcar invertido (70-80%) y una mezcla de glucosa y fructosa, además de minerales y sustancias aromáticas.

  • Mermeladas: Se recomienda sustituir estos productos por frutas mezcladas con pan. El proceso de cocción de las mermeladas y jaleas alientan la pérdida de vitaminas y minerales que poseen las frutas en su estado natural.

  • Frutos secos: Aportan proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos. Constituyen un alimento de alto valor nutritivo. Se pueden tomar crudos o tostados como tentempié o consumir de varias formas: purés de almendras, nueces, pasta de cacao untadas en pan. Evitar tomarlos fritos por su alto contenido en grasas.

  • Chocolate: Rico en grasa y azúcares, es un alimento saciador que aporta energía y se digiere muy bien. Sin reacciones alérgicas, no hay razón alguna para eliminarlo de la dieta diaria, aunque debe tomarse de forma esporádica si se desea conservar la línea.

  • Golosinas: Los caramelos y golosinas son fuente de azúcar refinado y aportan sólo calorías vacías. Su concentración de azúcares promueve la aparición de caries y al igual que el azúcar blanco puro hay que tener cuidado con la súbita caída de glucosa en sangre que se produce tras su metabolización .No se recomienda su consumo en ningún tipo de dieta, salvo como medida de emergencia para calmar el apetito voraz.

This website uses cookies.