Categories: Belleza y Salud

Adiós a la pancita

Las mujeres deseamos tener el vientre plano, firme y con los músculos marcados. Aunque no es tarea fácil lograrlo, siguiendo sencillas rutinas combinadas con constancia, obtendrás excelentes resultados.

La clave para lograr la meta de un vientre firme está en las abdominales. Pero antes de ponerlas en práctica, es necesario que sepas que hay cuatro partes del vientre que debes trabajar con estas técnicas:

  • Abdominales altos: Para tonificar la parte que está arriba de tu ombligo
  • Abdominales medios: Para la mitad de tu estómago
  • Abdominales inferiores: Para fortalecer la parte baja de tu vientre
  • Abdominales oblicuos: Para trabajar los lados de tu vientre y fortalecer tu cintura

Toma en cuenta que la serie de abdominales que más ocasiones repitas serán las que ataquen el problema que deseas que desaparezca en menor tiempo, todos los días y con series de repeticiones de menos a más para eliminar la grasa acumulada.

Aquí te describo algunos de los ejercicios que debemos utilizar para obtener los resultados deseados

1. Acuéstate con la espalda bien apoyada en el suelo. Flexiona las piernas, coloca los dedos de tus manos detrás de la nuca y levanta la cabeza, manteniendo la espalda recta y oprimiendo el vientre durante cinco segundos, descansa y repite cinco veces más.

2. Recostada en el suelo con las piernas flexionadas, coloca el talón derecho sobre la rodilla izquierda y estira la pierna izquierda. Levanta la mano izquierda hasta arriba y la derecha colócala bajo la nuca. Acerca tu codo a la rodilla que tengas doblada y flexiona cinco veces en esta posición. Alterna con rodilla derecha cinco veces más y repite ambas sesiones 10 veces.

3. Acostada, flexiona ligeramente las rodillas por encima de la pelvis. Pon lo pies en alto, crúzalos y comienza a subir y bajar tus piernas. Repite cinco veces.

4. En la misma posición, flexiona las rodillas, coloca una mano detrás de la nuca y realiza un pequeño movimiento lateral hacia tu rodilla flexionada. Repite esta sesión cinco veces.

Sin embargo hay días en que la firmeza de tu abdomen no tiene nada que ver con los ejercicios que haces diariamente y sí con los días de tu menstruación o con lo que comiste o bebiste. El retener agua, así como el acumular gas en tu estómago, puede sabotear hasta la mejor de las siluetas.

Estos seis trucos te permitirán ‘aplanar’ tu abdomen rápidamente y, mejor aún, no tienen nada que ver con tus sesiones de ejercicios.

Debes evitar los refrescos que contengan gas .-Las sodas, aparte de que no son nutritivas, añaden calorías a nuestra dieta. Éstas contienen dióxido de carbono, ácido cítrico, ácido fosfórico y fructosa.

Si hablas rápido, ingieres más aire del necesario, que puede terminar en tu abdomen hasta que lo expulses o lo pases.

Tanto el mascar chicle como el fumar permiten que tragues más aire, haciendo que tu abdomen se vea más protuberante y se llene de gas.

La sal está compuesta de sodio y cloro (Na y Cl). De éstos, tienes que controlar el sodio. Este elemento se encuentra en varias de tus comidas, no sólo en el salero. Tienes que leer la etiqueta nutricional y verificar los miligramos de sodio que contienen los alimentos. La recomendación es de menos de 2,400 miligramos al día (aproximadamente una cucharadita de sal).

Algunos medicamentos, como los anticonceptivos y los esteroides, pueden causar retención de líquido en algunas mujeres. Consulta con tu doctor si crees que te está sucediendo.

De tres a siete días antes de tu periodo podrías aumentar un par de libras (básicamente de agua) debido a los cambios hormonales; específicamente por el aumento de la hormona sexual femenina progesterona. No es mucho lo que puedes hacer en estas circunstancias ya que esos cambios hormonales son inevitables, pero sí puedes aprender a aceptarlos como parte de la condición de mujer y festejar cuando tu peso vuelva a su normalidad.

Recuerda que hacer ejercicios te ayuda a mantenerte en forma y a mejorar tu salud. Sin embargo, los truquitos arriba mencionados son rápidos, efectivos y fáciles de hacer.

Para lograr mejores resultados, complementa esta rutina con una alimentación baja en carbohidratos, azúcares y sodio, pues te provocan inflamación abdominal. Ademas de que debes consumir por lo menos durante el todo el dia 2 litros de agua . Una vez que tu abdomen luzca como deseas, no olvides hidratarlo con cremas humectantes y seguir con rutinas de ejercicio que te ayuden a mantenerlo en forma.

This website uses cookies.