Categories: Mujer Exitosa

8 COSAS GENIALES QUE PUEDES HACER A SOLAS.

Autora: Ale Luna

A veces estamos tan preocupadas de pasar tanto tiempo acompañadas de gente que queremos, que olvidamos dar un paso atrás y darnos un tiempo para nosotras.

Pasar tiempo sola es una forma de organizarte mental y emocionalmente, entenderte y saber adónde quieres llegar, todas lo necesitamos de vez en cuando.

Completa algún proyecto que lleves tiempo aplazando. Puedes ir a una cafetería, sentarte y trabajar. Puedes armar tu portafolio, actualizar tu curriculum, terminar alguna novela que tengas en mente o pendiente. 

Desafía tu mente. Completa un puzzle, descifra algún acertijo, termina un sudoku o lo que tú quieras. Si lo terminas sola, puedes presumirlo después.

Ten un día de spa, o hazte un masaje. Porque consentirte de vez en cuando, puede ser lo más gratificante y exquisito del planeta, atrévete.

Anda a una librería y piérdete. Puedes pasar horas explorando cada género de libros conocido por el hombre. Te servirá para conocer acerca de lo que te gusta. No hay nada más relajante y gratificante que eso.

Viaja a algún lugar nuevo. Cuando viajas con gente siempre tienes que ceder, ya sea en los lugares que quieres visitar, las cosas que quieres comer y hasta las actividades que deseas realizar. En cambio, viajar sola, aún si es sólo a la ciudad de a lado, te da el lujo de ir a tu propio ritmo y que nadie te moleste.

Haz una maratón de tu serie favorita. Siempre hay alguna serie por ve, hasta por volver a ver. Además no hay nada mejor que poder llorar, gritar o ir a tu propio ritmo, gracias a que estás a solas.

Sal a comer sola o por un café. Lleva contigo un libro que puedas dejar un momento de lado para disfrutar de la buena comida o bebida. ¿Te puedes imaginar algo mejor que combinar un buen libro con una rica comida? Intenta aguantarte las ganas de mirar tu celular, a menos que sea estrictamente necesario y tómate tu tiempo mientras ordenas todo lo que quieras sin que nadie te pida la mitad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sácate selfies.

 Si, justo como lo lees, las selfies deberían ser de vez en cuando, no hay nada malo en que vayas a una tienda que te encante a probarte ropa y sacarte selfies. Igual puedes maquillarte como pocas veces te atreverías y sacarte selfies, jugando un rato con tus ángulos. Disfrútalo, nadie te va a juzgar.

 

This website uses cookies.